Blog what I write

Diseño sensible vs. versión móvil

post - - 10 replies -
responsivevsoptimized

Vuelvo con un tema recurrente y que siempre levanta mucho debate en la comunidad Web. Surge a raíz del artículo Why We Shouldn’t Make Separate Mobile Websites sobre el Responsive Web Design – RWD (diseño web sensible).

La pregunta básica es: ¿Diseñamos una Web única, o realizamos dos versiones (una de escritorio y otra móvil)?

Y es aquí donde tengo pensamientos encontrados:

Si me dejo llevar por los estándares web

  • Mejor adaptación al dispositivo final. Sea el dispositivo que sea: navegadores convencionales y especiales, lectores de pantalla, lectores braille, dispositivos móviles.
  • Mejor adaptación al usuario, siendo él quien ajuste la presentación del sitio web a sus necesidades y en base a las opciones de su navegador.
  • Abstracción más clara del estilo, estructura y comportamiento.
  • Escalabilidad y mantenimiento. Pienso que sería más rápido y sencillo escalar posiciones que hacerlo manteniendo diferentes versiones del sitio Web.

Si nos fijamos el artículo esta escrito por Bruce Lawson, un desarrollador que trabaja en Opera. Empresa que esta a la vanguardia de los estándares web, y desde un principio muy volcados en HTML5, lenguaje que posibilidad este único camino para todos. En el 2009 había escrito sobre una conferencia de Chaals (evangelista de Opera) sobre las bondades de los nuevos estándares web con HTML5. Unos meses después la W3C anuncia que se volcará sus esfuerzos en HTML5. Si seguimos este camino me parece que al menos se intenta perseguir un Web único y estándar.

Ahora bien:

Si me dejo llevar por la usabilidad

  • Se diseñara en base a las expectativas del usuario, a sus objetivos.
  • Se demanda inmediatez, que el usuario pueda hacer/leer lo que le interesa rápidamente. Para ello es necesario ofrecer una versión menos densa de contenidos.
  • Menos contenido = más velocidad a la hora de descargarlo.
  • Hay ciertos contenidos y servicios que en una versión móvil no son viables, entonces para que tenerlos? confunden al usuario!

La experiencia de usuario y satisfacer sus objetivos son lo primero. Y por esto es necesaria una versión móvil. Jakob Nielsen y otros gurus de usabilidad van por este camino.

Por otro lado hay mucha información, muchos recursos, mucho dinero invertido en estas versiones web móvil, hay conferencias, hay patrones de diseño orientado a ello, todo centrado en la Usabilidad. Es un movimiento muy grande en esta dirección y eso da que pensar.

Pero…, si nos centramos en la usabilidad, el diseño del sitio Web móvil debería tener en cuenta muchos parámetros que incluso dependen de los fabricantes. Entonces, ¿hay que diseñar para varios dispositivos móviles?, ¿para cuales de ellos?

  • Diferente hardware
    • Varios tamaños de pantalla.
    • Paleta de colores, contrastes, imágenes.
    • Diferentes teclados: caracteres, disposiciones, teclas-significados
    • Conexiones, memorias, etc.
  • Diferentes métodos de interacción: joystick, click whell, touchpad, touchscreen, reconocimiento de voz o el clásico teclado.
  • Diferente Software: Nos podemos encontrar múltiples sistemas operativos: Symbian, Windows Mobile, Mac OS, Android.

¿Hay que mirar estadísticas de acceso de usuarios, discriminando a la minoría?, ¿Y la usabilidad de estos pocos? Los estándares Web aquí reñirían con la Usabilidad y mirarían hacia la Accesibilidad.

Solución intermedia, las prosperas Apps

Ayer vi de casualidad el programa “La nube” en TV2, sobre el floreciente negocio de las apps. Por cierto que bien que vuelvan programas así.
Al hilo de esto, he observado que muchos sitios web, orientados a servicios, tienen su Web única y una app especial que sustituye esa otra web en versión móvil.
Bueno esto puede ser una solución intermedia a tener en cuenta. Puesto que la App esta diseñada, y destinada a satisfacer unos objetivos muy concretos, siendo dirigida a un target también muy concreto donde podemos centrarnos especialmente en la Usabilidad.

Conclusión

Llegados aquí, creo que ya se me ve el plumero. Yo abogaría por una Web única y como trato aquí, las técnicas de responsive web design van en esa dirección. Sobre el diseño sensible, todavía no me encuentro con conocimiento suficiente de ello, pero si se realmente se consigue que un único sitio Web se adapte a los distintos dispositivos, cambiando el tamaño de elementos, su posición, eliminandolos y haciendo una versión reducida mas sencilla. Entonces, “yo” iría en ese camino.

*Nota: Casa de herrero, cuchillo de palo. Espero zambullirne en este tema cuando tenga tiempo para afrontar el tan deseado rediseño de este sitio web (que se remonta al 2007 🙁 )

  • Hola!
    Antes de nada comentar que yo me decanto por una versión desktop única que se adapte a dispositivos por los siguientes beneficios principales:

    – Único desarrollo.
    – Único mantenimiento.
    – Estructuras flexibles para visualización de la misma información en cualquier tamaño de pantalla.
    – Imagenes escalables y optimizadas a través de servicios que sirven imagenes ajustadas a tamaño y calidad dependiendo del dispositivo en el que se visualizan y la conexión que tiene el usuario.
    – Mediaqueries que permiten controlar todos los componentes, como estructura de contenido, visualización de información y lo más importante, estilo y comportamiento de la interacción del dispositivo de cara a ofrecer una expreriencia adapta y reconocible.
    – HTML5 estandar para etiquetados de formularios y conseguir así una visualización nativa de compontentes con los que interactúa el usuario.
    – Javascript para crear comportamientos y hacer una interacción más rica, más app…

    Hasta ahora no he visto ningún problema de usabilidad de una web desktop sensible. Son todo ventajas!

    Por otro lado, en contra de las apps tengo que decir que como concepto los veo como interactivos de escritorio van en contra de los estándares siendo específicos del SO al que se crean.

    No estoy en contra de las apps, pero si veo una gran difernecia en una app que ofrece una funcionalidad concreta y utiliza todas las ventajas del dispositivo, que otra que muestra únicamente información de una manera cerrada y no estandar, y que intenta ser un reflejo lite de la versión desktop…

    Como comentas, la ventaja de las apps es que los equipos de producto ven restricciones en el terminal y optan por ofrecer únicamente el contenido más importante para el usuario. ¿Es esto una ventaja de las apps o una desventaja del sitio web completo en el que se innunda con servicios irrelevantes para el usuario?

    Y otro problema en las apps informativas es que no son enlazables y esto es muy importante para intentar redirigir usuarios de redes sociales, campañas, etc.

    Como dice Luke W. “Mobile first”
    Buen artículo!

    • Hola Alberto!,
      Totalmente de acuerdo en cuanto a los beneficios. Lo mejor sería un diseño sensible que sea lo suficientemente capaz para adaptar la complejidad de layouts, información y funcionalidad que puede tener un sitio web de cierta envergadura a los diferentes dispositivos. Pero desconozco hasta que punto esto es posible o utopia, debo todavía meterme en el tema más a fondo. La cuestión es que los expertos en usabilidad abogan generalmente por esa doble versión mobile y la mayoría de la industria creo que es lo que sigue haciendo, supongo que por alguna razón, como que la mayor parte de los desarrolladores (me incluyo) no hemos ahondado en el diseño sensible.
      Respecto a las apps, también de acuerdo, yo me iría a un único sitio web como afirmaba en la conclusión. Pero en muchos casos si que lo veo mejor que una doble versión mobile, pues se centran en un objetivo y son más rápidas que interactuar con la web mobile.
      Gracias por el comentario Alberto.

  • Buenas!

    Pues yo abogo por una web móvil diferenciada y un buen diseño del servicio web que permita gestionar coherentemente las diferencias, y me alegro muchísimo de que trates este tema en el blog Javi, porque sigo persiguiendo a la gente que predica el RWD como panacea, cuando yo le veo muchos interrogantes, y principalmente el que dejas entrever en el artículo, que es si es una realidad o una visión teórica que a la hora de llevarla a la práctica se convierte en otra cosa.

    Tengo que decir en mi contra que no he ahondado en el RWD tan a fondo como para poder opinar sobre él, pero si recientemente me he empapado gran cantidad de artículos y sobre todo de websites supuestamente referentes, que me plantean muchas dudas sobre lo bueno.

    Pienso que como en casi todos estos debates teorizados, los desarrolladores suelen dejar de lado una visión importante en el mundo de los negocios que son los costes, tiempos de desarrollo, necesidades específicas de un cliente… compatibilidad real necesaria frente a dispositivos, etc.

    En lo que si estoy de acuerdo es que las apps no deberían ser nunca una sustitución de una web móvil, y de hecho en los principales sistemas operativos hoy en día se pueden crear apps que simplemente son una vista de navegador que carga directamente una web optimizada para dispositivos.

    Y para terminar este rollaco, este tema me ha puesto los dientes largos… TENEMOS QUE QUEDAR YA!

    Abrazo!
    Marcos

    • Cuando digo “sigo persiguiendo a la gente que predica el RWD como panacea”, no es que los persiga para hacerles nada XD sino que les persigo en busca de respuestas que me logren convencer…

      Al volverlo a leer me ha parecido oportuna la aclaración XDD

    • Gran Reporte Q-Marcos!

      Yo creo que deberíamos ir en la dirección de Web única y esto es una técnica más. Aunque actualmente se me plantean dudas como por ejemplo la cantidad de información que se descarga. Cuestiones relacionadas con la arquitectura de la información, donde por ejemplo los profesionales de usabilidad pondrían el grito en el cielo.

      No estoy seguro pero me da que el RWD usa trucos para no presentar la información, pero esta se baja igualmente. Respecto a las imgs lo mismo, lo ideal sería tenerlas optimizadas a la versión mobile y no descargar la normal y adaptarla.

      Por otro lado las velocidades tienden a subir, dependiendo de cada proyecto podría no importar todo esto en un futuro cercano. Y ahora mismo puede no importar en algunos casos.

      Un abrazo amigo!

    • Marcos, huye de quien predique el RWD como la panacea a todos los males, porque seguramente no sabe de lo que habla 😉

  • “Se demanda inmediatez, que el usuario pueda hacer/leer lo que le interesa rápidamente. Para ello es necesario ofrecer una versión menos densa de contenidos.”

    ¿Por qué se asume que el usuario de desktop no quiere hacer/leer lo que le interesa rápidamente? ¿Por qué no optimizar siempre, independientemente del dispositivo desde el que se vaya a ver nuestra web? Los diferentes estudios demuestran que cada vez hay más gente que navega por internet casi exclusivamente con el móvil, y que el mayor uso de éste ocurre cuando se está en casa (no en la calle, ni con prisas). Entonces, ¿por qué seguir repitiendo los mismos mantras una y otra vez?

    El RWD no es una solución mágica, ni sirve para todos los casos, pero sí es una solución viable y efectiva tanto para el usuario, como para el cliente en cuanto a costes de desarrollo y mantenimiento.

    ¡Buen artículo! 🙂

    • Hola Marta, gracias por tu aportación y me alegro que te guste el post.

      Totalmente de acuerdo contigo en que el RWD puede ser una solución viaje y efectiva tanto para el usuario como el cliente, en costes, en desarrollo y mantenimiento.

      Sobre la inmediatez, no sé todavía tengo dudas. Hace un par de años yo mantendría ese argumento de forma rotunda. Pienso que uno sentado en el ordenador puede devorar información con más agilidad, que a través del móvil. Pero esa barrera se va diluyendo con la llegada de tabletas.

      Jo que interesante debate… 😉

  • “El RWD no es una solución mágica, ni sirve para todos los casos, pero sí es una solución viable y efectiva tanto para el usuario, como para el cliente en cuanto a costes de desarrollo y mantenimiento.”

    Estaría bien delimitar de forma clara esas barreras que hacen que no sea una solución mágica, y entender cuándo entonces puede ser interesante aplicarlo y cuando no, y por supuesto no solamente hablando desde el purismo teórico.

    Precisamente lo que genera grandes dudas (al menos en mi caso, y veo que no soy el único) es la manera en la que se habla de él. Por un lado parece todo maravilloso, y por otro lado no paran de salir posibles “soluciones” a los problemas que tiene.

    Ethan Marcotte (http://ethanmarcotte.com/) dice al final del libro Responsive Web Design que RWD no es un sustitutivo de sitios específicamente creados pensando en dispositivos móviles.

    Y yo totalmente de acuerdo entonces, lo que me lleva a la frase que Javi ha dejado “Pero esa barrera se va diluyendo con la llegada de tabletas.” que pienso que tiene mucho más que ver con el verdadero tema.

    Si RWD se planea como una posible solución a la hora de trabajar sobre un desarrollo único para múltiples pantallas, entonces para mi tiene más sentido (ni es algo nuevo, ni único de HTML) como posible solución efectiva en esfuerzo/costes. Estas soluciones NO siempre son viables, ni siempre son adecuadas, y como soy de los que piensan que hay que centrarse en el usuario en todo lo que se crea para que sea consumido por él, si puedo admitir una solución común desde el punto de vista del desarrollador y proyecto real, pero no diré de forma teórica que sería mejor que una específica (al igual que no puedo decir que determinadas apps NO nativas son mejores que sus correspondientes nativas solamente porque se puedan hacer y hacer más baratas).

    Pero personalmente no estoy de acuerdo en que el dispositivo desde el que se accede (y sus características) y el contexto en el que se accede (que son infinidad de cosas) no condicionen la forma de mostrar la información ni las interacciones que se puedan tener sobre ella.

    Saludos!
    Marcos.

    • Gracias compañeros por darle tantas vueltas al coco sobre este asunto.

      (Alberto) Lo mejor es ir a un diseño sensible que sea lo suficientemente capaz para adaptar la complejidad de layouts, información y funcionalidad que puede tener un sitio web de cierta envergadura a los diferentes dispositivos.

      (Javi) Yo creo que deberíamos ir en la dirección de Web única y esto es una técnica más. Aunque actualmente se me plantean dudas como por ejemplo la cantidad de información que se descarga. Cuestiones relacionadas con la arquitectura de la información, donde por ejemplo los profesionales de usabilidad pondrían el grito en el cielo.

      (Marcos) Pues yo abogo por una web móvil diferenciada y un buen diseño del servicio web que permita gestionar coherentemente las diferencias.

      (Marta) El RWD no es una solución mágica, ni sirve para todos los casos, pero sí es una solución viable y efectiva tanto para el usuario, como para el cliente en cuanto a costes de desarrollo y mantenimiento.

      (Javi) Sobre la inmediatez, no sé todavía tengo dudas. Hace un par de años yo mantendría ese argumento de forma rotunda. Pienso que uno sentado en el ordenador puede devorar información con más agilidad, que a través del móvil. Pero esa barrera se va diluyendo con la llegada de tabletas.

      (Marcos) El dispositivo desde el que se accede, sus características y el contexto en el que se accede condicionen la forma de mostrar la información y las interacciones que se puedan tener sobre ella.