Esto es lo que busca cualquier empresa o trabajador y viene a ser como el santo grial.

Los usuarios no van a ser menos que las empresas o profesionales y ellos también disponen de un tiempo preciado, es por esto que cuando visitan un sitio web pretenden ganar mucho haciendo poco.

Así pues el objetivo de los responsables de un proyecto web es hacer realidad las pretensiones de los usuarios para que realmente puedan maximizar su ganancia (satisfacción) reduciendo su trabajo (frustración).

Por cierto, premisa ya muy comentada por los expertos en usabilidad, véase Steve Krug y su ya famoso “Don’t Make Me Think!” (¡No me hagas pensar!).