Usabilidad no es funcionalidad

Es muy común confundir estos términos y caer en el error.

Que un producto tenga muchas utilidades (funcionalidad) no quiere decir que sea realmente útil para el usuario y que este sepa usar esas utilidades de forma eficiente y satisfactoria (usabilidad).

Es más, me atrevo a decir que en la mayoría de los casos (que no todos) el aumentar la funcionalidad disminuye la usabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *