Va de crítica…

Perplejo me acabo de quedar al ver el nuevo rediseño de la Web del congreso de España.

Lo peor de todo es que la perplejidad es negativa, solo hace falta echarle un vistazo al código fuente de la portada. Hay muchas barbaridades, pero hay una que me ha resultado asombrosa: la falta de lógica.

  • ¿Cómo se puede incrustar nada menos y nada más que 600 líneas de código dedicadas al CSS en la propia portada?.
  • ¿Cómo es posible que se hagan estrictamente 600 líneas para cada estilo de cada cosa?, clasitis a lo grande…

Ya no hablo ni de usabilidad, ni de optimización, ni de otro parámetro de calidad Web, sino de un poco de lógica, incluso de cordura. Y más aún cuando “creo” que el rediseño ha valido unos 200.000€ a todos los Españoles.